Al norte de la Península Ibérica nos encontramos con uno de los enclaves naturales más espectaculares del continente Europeo, lugar de paso y separación natural entre 3 países diferentes.

Presidido por agrestes e imponentes picos, los Pirineos también esconden valles y desfiladeros en los que disfrutar de una naturaleza salvaje y unas vistas incomparables.

Esta amplia cordillera está repleta de carreteras cómodas y bien asfaltadas por las que disfrutar de ruta en moto por los pirineos. ¡Atrévete a adentrarte en uno de los parajes naturales más imponentes en moto!

Para los moteros primerizos en esta zona, os traemos hoy 5 propuestas diferentes de rutas en las que disfrutar de una escapada natural.

Balneario de Panticosa

Situado en la provincia de Huesca, existe un valle rodeado de gigantes nevados donde se sitúa el emblemático hotel y resort de Panticosa. A 8 kilómetros del centro del pueblo, a 28 de las pistas de esquí y a pocos pasos del lago de los Ibones de Ordicuso encontrarás este balneario abierto desde 1854.

Si te apetece hacer una ruta en moto por los Pirineos emblemática que culmine en el Balneario de Panticosa, toma desde la ciudad de Huesca la N-330 dirección Sabiñánigo. Una vez aquí, toma la N-260 dirección Biescas, y una vez allí se tomará la A-136 por el desvío a Panticosa. Por la A-2606 y cruzando Panticosa, llegarás a tu destino.

Sort

Otra ruta en moto emblemática es la que puedes hacer hasta el pueblo de la mítica administración de lotería de La Bruixa D’Or y probar suerte para las próximas Navidades.

Desde Sort, en la provincia de Lleida, puedes hacer infinitas de rutas en moto pero una de las más escogidas por los amantes de las dos ruedas es la que recorre tres puestos de montaña y 6 lagos.

Por la N-260 nos desviaremos hacia Gerri de la Sal y continuaremos dirección Pobla de Segur, Tremp y Ager. Desde aquí llegaremos al punto más alejado de la ruta, Balaguer, para emprender el viaje de vuelta por Camarasa, la Presa de Talarn y Pobla de Segur. Por último, volveremos al punto de partida, Sort, donde poder degustar platos típicos del pirineo catalán.

Bohí de Taüll

Por último, en el valle de Bohí, encontramos una estación de esquí situada en la provincia de Lleida a más de 2.000 metros de altura. Bohí de Taüll, en pleno Pirineo catalán, es la puerta de acceso  al Parque Natural de Aigües Tortes y el lago de San Mauricio.

Desde Pont de Suert por la N-230 nos desviaremos por la L-500 dirección Llesp, Coll, Cardet y, por último Bohí.

Cualquiera de estas rutas en moto por los Pirineos te hará disfrutar de las vistas, las curvas y los lugares majestuosos por los que pasarás.

¿Te atreves con una de las rutas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *