¿Estás pensando en tomarte unas vacaciones? ¿Planeas una salida en moto por algún lugar original? ¿Te gusta la naturaleza en estado puro?

Viajar en moto es una sensación difícilmente comparable a otros medios de transporte más convencionales. Para los amantes de la carretera, el efecto que produce conducir una moto por carreteras secundarias es difícil de describir con palabras. Olores, colores, el efecto de la brisa en el cuerpo o la luz que entra por la visera de nuestro casco, son placeres que sólo los moteros pueden vivir de primera mano.

Por ello hoy queremos animaros a preparar vuestras vacaciones y adentraros en unas de las carreteras más conocidas por los moteros en Europa, los Pirineos.

¡Prepara tu viaje a los Pirineos en moto!

El objetivo principal que debes plantearte a la hora de planificar tu viaje en moto a los Pirineos es el de descansar y despejar la mente por unos días. Para poder disfrutar de las infinitas rutas que encontrarás en los Pirineos debes ser previsor y planificar con cierta antelación ciertos aspectos para evitar contratiempos.

Revisa tu moto

Antes de emprender cualquier ruta en moto debes conocer el estado de las piezas y engranajes de tu vehículo. ¿Cuánto hace que cambiaste las ruedas?, ¿están en condiciones para hacer largar distancias?, ¿y la cadena de transmisión?, ¿cómo están los niveles de aceite?

Nuestra recomendación es que acudas a tu taller de confianza ya que se trata de un viaje en el que recorrerás largas distancias y en el que lo importante es divertirse y evitar al máximo los contratiempos.

Documentación en regla

Siempre que se coge la moto se debe llevar encima toda la documentación necesaria y obligatoria debidamente actualizada. Más aún si nos encontramos recorriendo los Pirineos en moto.

Muchas de las rutas que encontrarás en la zona de los Pirineos transcurren alrededor de la frontera con Francia y Andorra, por lo que llevar la documentación se convierte en imprescindible.

Estado físico

Viajando en moto, nuestro cuerpo adopta posturas que pueden resultar incómodas tras horas y kilómetros de carretera. Por ello, nuestra recomendación es realizar paradas cada hora u hora y media a lo sumo para poder relajar el cuerpo y hacer algún estiramiento que descongestiones ciertas zonas del cuerpo.

Reparto del peso

Por último, en cuanto al equipaje, debemos tener en cuenta que una moto no es como un vehículo y que, por lo tanto, el reparto del peso es muy importante. Hacer una buena distribución del equipaje nos dará estabilidad que evite sustos o sensación de desequilibrio al tomar curvas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *